Damas verdes que protegen el ambiente

Mujer cuidando el bosque
Mujer cuidando el bosque. Foto PNUD Costa Rica

Alajuela- Xinia Herrera se levanta todos los días con la idea de volver a escuchar los quetzales en su comunidad como antes lo hacía. Quiere también volver a deleitarse con los cantos de las esmeraldas,  jilgueros y muchas de otras especies que han disminuido su presencia en la región por la deforestación y los impactos del terremoto. Xinia sabe que ella puede colaborar para que las aves regresen y para que las nacientes y bosques de Cabuyal de Poás pronto se recuperen.

Con esmero ella y las otras trece Damas Verdes están contribuyendo activamente para preparar el terreno que albergará los cultivos de cientos de árboles y plantas que conservarán la zona de protección de las 18 nacientes de su comunidad. Con ello esperan proteger el bosque remanente, a la vez que brindarán alimentación a fauna nativa, y cuidarán el valioso recurso hídrico del cantón. Pero además, con la venta de plantas esperan obtener algunos ingresos económicos para mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Aspectos relevantes

  • El Terremoto de Cinchona dejó 25 muertos, daños a infraestructura y caminos, y pérdidas económicas a la región por más de 280 mil millones de colones ($560 millones de dólares).
  • PNUD impulsó un proyecto de un millón de dólares para apoyar la recuperación ambiental y económica de la región
  • A dos años del terremoto, el proyecto financió 37 proyectos productivos que han beneficiado a 19 comunidades en cinco cantones afectados.

Las Damas Verdes (denominadas inicialmente Damas Rosadas por su identificación con un show de televisión local) se reúnen desde 2006, inicialmente como un grupo social de amigas  que querían compartir historias, aprender manualidades y disfrutar de una taza de café mirando por la ventana los interminables aguaceros tropicales. Pero luego de las trece horas del 8 de enero de 2009 todo cambió.

El Terremoto de Cinchona que causó 25 muertes y dejó daños económicos por más de $500 millones de dólares en cinco cantones aledaños, así como innumerables alteraciones ambientales, las marcó para siempre. Las Damas Verdes, decidieron no esperar a que otros reconstruyeran la comunidad y devolvieran el gran esplendor natural que la zona alguna vez tuvo.

Con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dieron el paso y están trabajando ya para dar vida a las plantaciones que traerán beneficios directos a los 2 mil habitantes de Cabuyal de Poás y al ambiente natural del cantón.

“Nuestro máximo objetivo es cultivar el agua y aunque suene extraño eso es lo que queremos hacer, cultivar el agua.  Ha sido como una nueva aventura en nuestras vidas el sembrar árboles para proteger las nacientes de agua y dar el ejemplo a toda la comunidad”, expresó Xinia Herrera, mujer líder de las Damas Verdes.

Las Damas Verdes también se han integrado al Comité Ambiental de Cabuyal y buscan activamente soluciones para los problemas más apremiantes de la comunidad, para lo cual están desarrollando un plan de capacitaciones para ayudar a que niños, niñas, jóvenes y toda la comunidad aprendan a proteger el recurso hídrico, la flora y la fauna, promoviendo de esta forma el desarrollo humano sostenible.

“Hemos pasado de ser Damas Rosadas a Damas Verdes, ahora tenemos un compromiso con el ambiente”, dijo Herrera entre bromas y alegrías.

Pero el apoyo no quedó allí, el PNUD también facilitó el encadenamiento de estas mujeres con otras instancias para lograr un mayor impacto de su iniciativa de protección ambiental. La Universidad Nacional de Costa Rica les da la asesoría sobre la producción de plantas nativas, el Centro de Estudio para el Desarrollo Sostenible ayudará con la construcción del vivero, el Colegio Profesional de Ciencias Económicas les apoya para administrar su propia microempresa y la Universidad Hispanoamericana les ayuda con la capacitación como promotoras en educación legal comunitaria.

Asimismo la Municipalidad de Poás, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, y el Ministerio de Ambiente les apoya en funciones de liderazgo, formación humana,  trabajo en equipo y asesoría técnica para el desarrollo de su idea productiva.

“Es sorprendente ver como un grupo de mujeres toma un liderazgo en su comunidad ante la tragedia, para organizarse y recuperar el ambiente, a la vez que van a generar recursos para vivir mejor”, dijo Cristina Weidlich, facilitadora ambiental del proyecto en la región.

Y es así que Xinia Herrera mira por su ventana con las ansias de vislumbrar entre la lluvia a ese quetzal que alimenta su esperanza por un presente y un mañana mejor para ella misma, su familia y amigas, la comunidad y el ambiente de Cabuyal de Poás.

Puntos destacados

El Terremoto de Cinchona dejó 25 personas fallecidas,  severos daños a infraestructura y caminos, así como pérdidas económicas a la región por más de 280 mil millones de colones ($560 millones de dólares).

Luego del terremoto, PNUD desarrolló en la zona un proyecto cercano al millón de dólares para apoyar la recuperación ambiental y económica de la región, mediante el fortalecimiento de los gobiernos locales y el impulso de iniciativas económicas locales.

A dos años del terremoto, el proyecto ha financiado 37 proyectos productivos con enfoque ambiental que han beneficiado a 19 comunidades en cinco cantones afectados.

En Costa Rica existe una fuerte tradición histórica de la participación de las mujeres en la protección del recurso hídrico, que se ha fortalecido aún más desde mitad de los 90s con el impulso de las Asociaciones Administradoras de Acueductos Comunales (ASADAS). En la actualidad hay cerca de 2000 ASADAS que dan agua potable a cerca del 26% de la población del país, jugando las mujeres un rol fundamental como gestoras y administradoras de los sistemas de agua.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Costa Rica 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe