Inclusión y educación son claves para mejorar la convivencia en Costa Rica

24-oct-2013

Niñas en la escuela. Comunidad Martina Bustos, Guanacaste. UNFPA/Costa Rica

Si bien Costa Rica posee una base sólida para la convivencia, todavía debe enfrentar grandes retos para fortalecer la relación entre la buena convivencia y el desarrollo humano de sus habitantes.

Según el Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2013 del PNUD, Aprendiendo a vivir Juntos: Convivencia y desarrollo humano en Costa Rica, el país ha logrado cimentar bases sólidas para lograr una buena calidad de vida de su población, como por ejemplo un alto desarrollo humano (posición 62 de 187 países), contar con la mayor expectativa de vida de la región (79,4 años) gracias a la cobertura de sus servicios de salud, y una alta satisfacción en general con la vida (7,3, en una escala de 0 a 10, cerca del primero Dinamarca con 7,8).

El informe destaca que hay una buena disposición de la ciudadanía de relacionarse con los demás, incluyendo a gente con pensamiento y estilos de vida distintos; también menciona la amabilidad y solidaridad hacia desconocidos como características positivas de la convivencia en el país. Asimismo hace ver los importantes logros del Estado en su rol de garantizar condiciones para una vida digna,  expresadas en un alto Índice de Desarrollo Humano. También hace un llamado para seguir reconociendo y garantizando los derechos humanos, especialmente los de grupos minoritarios.
El informe también subraya que hace falta un mayor esfuerzo, tanto de parte del Estado como de la sociedad, para construir una convivencia más activa y participativa que verdaderamente incluya a todos y a todas.

“Cuando hablamos de convivencia, básicamente estamos hablando de vivir juntos en sociedad, entre personas diversas, respetándonos e incluso cuidándonos unos a los otros a pesar de las diferencias. El tema es de gran interés para el PNUD porque la misión de Naciones Unidas es promover procesos de desarrollo que garanticen el derecho a una vida digna y plena para todos y todas, como base para una mejor convivencia”, explicó Yoriko Yasukawa, Representante Residente del PNUD.

Según el informe del PNUD, la sociedad costarricense ha cambiado mucho en las últimas décadas (una acelerada urbanización, cambios en la estructura familiar, exposición y visibilización de la diversidad poblacional, las trasformaciones institucionales, escenarios políticos más complejos, entre otros), y que ante estos cambios los costarricenses se han visto obligados en enfrentar generar nuevas formas de relacionarse y de convivir.

El informe señala que, pese a que el Estado y la ciudadanía han venido avanzando en la construcción de nuevas formas de convivencia frente a los grandes cambios sociales y culturales, todavía hay brechas importantes que superar.

“Todavía hay grupos excluidos del pleno disfrute de sus derechos humanos que enfrentan obstáculos para acudir a servicios básicos y empleos de calidad y sufren discriminación y malos tratos”, dijo Yasukawa. “Esperamos que Costa Rica, con su historia y tradición de impulsar procesos de desarrollo igualitarios y solidarios, busque lograr un salto hacia la inclusión de estos grupos para construir una convivencia que de verdad incluya a todos y todas”.

El informe también encuentra desigualdades e injusticias que dañan la convivencia. Y si bien la mayoría de la gente manifiesta amplia disposición de relacionarse con los demás, incluyendo personas con pensamientos y estilos de vida distintos, persisten desconfianzas y prejuicios que impiden una convivencia más inclusiva y activa. Además, la capacidad del Estado de cumplir con la obligación de corregir las desigualdades, injusticias y promover mejores condiciones para la convivencia se ve limitada por la falta de recursos y por la necesidad de mejorar la eficacia y eficiencia de la gestión pública.

El documento del PNUD también destaca una serie de recomendaciones enfocadas en mejorar la convivencia en Costa Rica.

En primer lugar señala que es preciso impulsar el reconocimiento y cumplimiento de los derechos de todas las personas, especialmente de los grupos excluidos. En segundo lugar se debe garantizar las condiciones básicas para una vida digna para todos y todas, en especial con lo relativo a la salud, la educación y los ingresos decentes. En tercer lugar, el país debe seguir impulsando una educación que promueva el reconocimiento y el respeto a la diversidad.

Adicionalmente, se señala como fundamental construir espacios efectivos de participación para que las personas puedan ejercer el derecho y la responsabilidad de aportar a decisiones sobre el futuro de su sociedad.

Por último, el informe señala que es  preciso aumentar los espacios públicos y las opciones de transporte público, que sean dignos y seguros y que permitan a gente diversa compartir y disfrutar el mismo espacio.

Para más información contacte con:

Danilo Mora Díaz

Oficial de Comunicaciones SNU-PNUD

Tel. (506) 2296 1544 ext 2123
Cel. (506) 8834 3028

Fax. (506) 2296 1545

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Costa Rica 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe