Costa Rica con gasto social alto pero carga tributaria por debajo del promedio latinoamericano

24-mar-2014

Costa Rica tiene un gasto social relativamente alto en comparación con América Latina, muestra de su compromiso con la política social, pero una carga tributaria por debajo del promedio regional.

Así lo concluyó el estudio La Equidad en Costa Rica: Incidencia de la Política Social y la Política Fiscal,presentado hoy por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en conjunto con el Proyecto Commitment to Equity (Compromiso con la Equidad) de Tulane University.

En este documento se incluyen los resultados de un estudio realizado en Costa Rica por los investigadores Pablo Sauma y Juan Diego Trejos que analiza la incidencia de la política tributaria y del gasto social en la desigualdad y la pobreza. Para esto se comparan diferentes definiciones de ingreso: el ingreso de mercado de los hogares (ingresos laborales y no laborales, antes del pago de impuestos y de recibir transferencias del Estado), el ingreso de mercado neto (en el cual se descuenta el pago de impuestos directos), el ingreso disponible (que considera el pago de  impuestos directos y las transferencias monetarias que recibe el hogar del Estado), el ingreso después del impuestos (del cual se resta el pago de impuestos directos e indirectos y se suman las transferencias monetarias), y el ingreso final (que incluye los ajustes del anterior y se le suma el valor de las transferencias en especie de salud y educación).

El estudio determina que el gasto social de Costa Rica contrasta con una carga tributaria por debajo del promedio – y si no se incluye las contribuciones a la CCSS, una de las más bajas en la región. 

En 2011 Costa Rica registró un gasto social (educación, salud, seguridad y asistencia social, así como vivienda y otros) de un 22.6% del PIB, mientras que el promedio latinoamericano fue de 18.1% y en algunos países como Guatemala (7.9%) y República Dominicana (7.5%) las cifras fueron mucho menores. Sin embargo otros países como Argentina (24.8%), Brasil (26.5%) y Uruguay (23.4%) registraron un gasto social mayor al de Costa Rica.

 Respecto a la carga impositiva y considerando las contribuciones a la seguridad social, en 2012 fue de 21.6%, por debajo del promedio regional (22.2%). La carga tributaria del país tiene un énfasis mayor hacia los impuestos indirectos (4.9% del PIB) que hacia los directos (4% del PIB), lo que influye en que el sistema recaudatorio en su conjunto, pueda resultar regresivo y esto haya incidido en que la desigualdad permaneciera casi intacta en la última década. No obstante, esta carga, aunada a la de las contribuciones de seguridad social (8.1% del PIB), financia un significativo nivel de gasto social.

 Yoriko Yasukawa, Representante Residente del PNUD explicó que el estudio muestra que la desigualdad de ingresos medida por el índice de Gini desciende un 1.6% después de descontar los impuestos directos (pasa de 0.508 a 0.500). Sin embargo el efecto de agregar las transferencias directas es una reducción aún mayor, de 3.7% respecto al ingreso de mercado (pasa de 0.508 a 0.489). Estos cambios son pequeños, pero cuando se considera también el valor de las transferencias en especio de salud y educación sí se observa una reducción importante de la desigualdad, que baja a 0.393.

Al analizar el efecto de las transferencias monetarias y el pago de los impuestos (sin considerar las transferencias en especie), el estudio demostró que la deducción de los impuestos directos da como resultado un aumento en el porcentaje de personas en pobreza. Para el indicador de pobreza extrema no hay un cambio significativo, como sí ocurre para el indicador de pobreza total de 19.3 a 21.1%).

Por otra parte, las transferencias directas contrarrestan este efecto y muestran una importante contribución a la reducción de la pobreza. Esto ocurre en especial para la extrema, la cual reduce en cerca de dos puntos porcentuales respecto a la calculada con el ingreso de mercado, sugiriendo una importante focalización de las transferencias hacia las personas con menores ingresos.

Por último, los impuestos indirectos muestran su carácter regresivo al aumentar la incidencia de pobreza extrema y total respecto de la calculada con el ingreso disponible, aunque con efectos distintos. La pobreza total resulta más alta luego de considerar el pago de los impuestos directos (23.6%). Una proporción de la población en pobreza (a partir del segundo decil, que es el segundo más pobre) es pagadora neta de impuestos (considerando las transferencias monetarias que recibe del Estado, pero no las transferencias en especie).

La Representante del PNUD también dijo que uno de los posibles caminos para financiar y potenciar los buenos impactos de la política social y contribuir a reducir la desigualdad, “es mediante una reforma tributaria que aumente la recaudación para mejorar cobertura y calidad de los servicios sociales, y distribuya más equitativamente los ingresos, pero para ello se requiere un consenso y acuerdos sobre sus alcances y metas específicas”.

“Según el estudio, el impacto de las transferencias monetarias son positivas y progresivas, pero el de las transferencias  en especie (programas universales de salud y educación) es el más destacado, pues al aplicarse, la desigualdad cae un 22.6% respecto al ingreso de mercado. Esto demuestra el valor trascendental que tienen en el gasto público la educación y la salud, que juntos abarcan cerca de un 14% del PIB”, destacó Yasukawa.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Costa Rica 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe