PRONUNCIAMIENTO SOBRE LA PROPUESTA DE REFORMA INTEGRAL DE VIH DE COSTA RICA DESDE UNA PERSPECTIVA DE DERECHOS HUMANOS

31-jul-2015

Costa Rica se ha propuesto asumir el gran desafío de impulsar una reforma integral a la Ley General sobre VIH Sida N° 7771, que adopte un enfoque basado en los derechos humanos, y que tenga en cuenta los avances científicos en la prevención y tratamiento de VIH, para eliminar con su implementación, el estigma y la discriminación relacionados con el VIH.

Si bien el país cuenta desde el 20 de mayo de 1998 con una ley que fue durante muchos años un referente internacional, esta ha quedado rezagada ante la evolución de la epidemia.

Reconocemos el compromiso de Costa Rica ante ese nuevo reto y la prioridad que su Gobierno y la Asamblea Legislativa a través de su Comisión Permanente de Derechos Humanos, pone a la respuesta efectiva al VIH, y en particular el impulso que está dando a este proyecto de ley desde este enfoque.

Durante el Primer Foro Latinoamericano y del Caribe sobre el Continuo de Atención del VIH, los países de América Latina acordaron unas metas, denominadas “90-90-90”:

Meta 1: Aumentar al 90% la proporción de personas con VIH que conoce su diagnóstico

Meta 2: Aumentar al 90% la proporción de personas bajo tratamiento antirretroviral

Meta 3: Aumentar al 90% la proporción de personas bajo tratamiento con carga viral indetectable

Pero un condicionante clave para alcanzar estas metas, es la adaptación de la normativa para que promueva la prevención, el tratamiento y la no discriminación por encima de  la sanción. Se ha constatado a nivel internacional que una responsabilidad penal demasiado amplia funciona como una barrera para la prevención eficaz del VIH y más bien refuerza el estigma y la discriminación.

En el ámbito legislativo, el espíritu que esperamos prevalezca en el debate de una nueva propuesta de Ley  es que se proteja el derecho a la confidencialidad y la no criminalización acorde con las declaraciones, pactos, protocolos de Derechos Humanos ratificados por Costa Rica.

El principio de la confidencialidad es para todas las personas y las excepciones a esta, contradicen la normativa internacional.

La inadecuada interpretación del VIH que avala la condena social y en este caso concreto puede ser elevada a legislación, podría causar daños al constituirse en una aplicación desmedida de la legislación sobre el dolo, es decir, no es la persona con VIH a quien la ley debe sancionar, si no a la persona en cualquier caso que intencionadamente cause daño. La condición de VIH de una persona tampoco debe ser usada como elemento probatorio en un proceso de divorcio o cualquier asunto de familia, porque representa un portillo a través del cual podría, entre otras acciones, separarse del vínculo parental a las personas con VIH y caerían en la misma categoría otras enfermedades crónicas.

La criminalización engendra actitudes de rechazo, segregación y discriminación, todos precursores de estigma, y esta última constituye la principal obstrucción del diálogo franco y reflexivo así como de los procesos educativos necesarios para el abordaje integral y control de la epidemia.

Instamos a continuar el debate legislativo sobre este tema desde un enfoque de derechos humanos y género, que pueda evaluar aquellas disposiciones legislativas o de otro carácter que fuesen necesarias para hacer efectivos tales derechos, en el cumplimiento de lo establecido en la  Convención Americana sobre Derechos Humanos, ratificada por Costa Rica mediante Ley 4534,  en su artículo 2: Sobre la obligación de adaptar disposiciones de derecho interno.

Esperamos que estos elementos sean de utilidad para el debate nacional sobre una nueva ley integral de VIH,  que satisfaga los desafíos propuestos y se constituya nuevamente en un referente internacional.

San José, 31 de julio de 2015

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Costa Rica 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe