Las mujeres rurales son pilares para disminuir la pobreza y conservar los recursos naturales. (Giancarlo Pucci/PNUD Costa Rica)

La crisis climática es la mayor amenaza a la sobrevivencia de la humanidad, pero no impacta a todas las personas de la misma manera. Las consecuencias del cambio climático afectan de forma desproporcionada a las mujeres y niñas del planeta. Si bien aún hay mediciones pendientes, sabemos que el 80% de quienes deben desplazarse en el mundo por esos efectos son mujeres.

Es el punto de partida para entender porqué es tan urgente incorporar la perspectiva transversal de género en las acciones de la agenda climática, y concretamente en las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC por sus siglas en inglés). La NDC materializa los esfuerzos de cada país para reducir las emisiones nacionales y adaptarse a los efectos del cambio climático, de acuerdo al compromiso con el Acuerdo de París.

Por eso, este miércoles 4 de noviembre, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizó el evento regional "Acción climática en tiempos de crisis: Potenciando la recuperación sostenible post-COVID-19 en Latinoamérica y el Caribe". El objetivo fue compartir una guía sobre los elementos de género claves para países que están actualizando sus NDC, diseñando nuevas políticas climáticas y desarrollando estrategias sectoriales para responder a la crisis climática.

La experiencia de Costa Rica fue una de las analizadas durante el evento. Agripina Jenkins Rojas, coordinadora del proyecto NDC Support Programme de PNUD CR, destacó que la perspectiva de género ya es un eje conocido en la acción climática en nuestro país, con un peso importante en procesos previos como la NDC, la Política Nacional de Adaptación y el Plan Nacional de Descarbonización.

"Pero sí es un reto el poder entender cómo se implementan esos elementos de género. Si no queda en buenas intenciones. Por ejemplo, el Plan Nacional de Descarbonización colocó la igualdad de género como una de las estrategias transversales", comentó.

Perspectiva de género en la mesa de decisiones

Junto a una NDC ambiciosa, Costa Rica introdujo el Plan Nacional de Descarbonización en el 2019. Este define el camino para llegar a un 2050 con un desarrollo bajo en emisiones. Dentro de la estrategia transversal sobre derechos humanos e igualdad, el Plan colocó la meta de "fomentar la representatividad y la paridad de género en las estructuras actuales de gobernanza del sistema de cambio climático".

Jenkins Rojas mencionó que en todo este proceso, desde hace más de cinco años, se construyó una relación de comunicación en el campo técnico y el político. Así se logró el involucramiento pleno del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) y su participación en el Comité Técnico Interministerial de Cambio Climático (CTICC).

"Es vital incluir el tema y poder traer a las instituciones y actores a la mesa, que haya una persona que diga que debemos incluir perspectiva de género. Debe haber discusión política para que los grupos técnicos avancen más. Esa comunicación es vital. La Dirección de Cambio Climático (DCC) tiene nuestro apoyo en ese proceso de alineamiento", enfatizó Jenkins Rojas.

Generar datos para tomar decisiones

En este momento, el Programa de Apoyo a las NDC y el equipo de género del Centro Regional para América Latina y el Caribe del PNUD realizan un análisis en ocho países sobre los instrumentos de política y planificación de cambio climático que han integrado el enfoque de igualdad de género en su diseño e implementación.

El objetivo es identificar buenas prácticas y lecciones aprendidas que permitan alcanzar una mejor articulación y sinergia entre los distintos procesos. Así se podrá asegurar una transversalización sistemática del enfoque de género en la agenda climática de los países. También este año, Costa Rica concluirá la actualización de la NDC.

Andrea Quesada-Aguilar, consultora de Género, Ambiente y Cambio Climático de la Oficina para América Latina y el Caribe (RBLAC) del PNUD, afirmó que por medio de la iniciativa de la "Promesa Climática" del PNUD, 23 países han incluido acciones para lograr la igualdad de género en su actualización de la NDC.

Quesada-Aguilar enumeró diversos elementos claves para ese abordaje en el diseño de las políticas:

  • reconocer principios de inclusión
  • promulgar respeto y promoción de igualdad
  • igualdad de género como eje transversal 
  • reconocer políticas de igualdad

Y por sectores o ejes de intervención es indispensable:

  • reconocer la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas ante la crisis climática
  • abordar consideraciones de género relevantes
  • reconocer las necesidades diferenciadas por género y cómo las acciones sectoriales pueden contribuir de manera diferenciada al empoderamiento
  • y reconocer la urgencia de acceso a la tecnología y nuevos empleos verdes

Agripina Jenkins Rojas, coordinadora del NDC Support Programme en Costa Rica, recordó que el país cuenta con información sobre las vulnerabilidades de las personas ante el cambio climático, pero estas se profundizan por la desigualdad de género.

"Tenemos la perspectiva de género en principios o metas, como lo hace el proceso de la NDC, pero si no se tiene indicadores es muy difícil de aterrizar, y para construir esos indicadores se tiene que entender muy bien el tema. Ha habido todo un proceso de construcción de capacidades, con INAMU, DCC y en otros procesos sectoriales", dijo.

"Lo que no se presupuesta no existe. Si queremos ser género responsivos tenemos que entender que hay que asignar presupuestos. La gobernanza es imprescindible, si no, no avanzamos”, agregó Marleny Oliva, Coordinadora de la Unidad de Género del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, quien también expuso su experiencia país.

En el diálogo, Jenkins Rojas reiteró que la agenda climática debe implementarse con "lentes género responsivos". El análisis de género y cambio climático que realizará el proyecto NDC Support Programme mejorará la sistematización del proceso, los indicadores y las metas en género.

"Costa Rica en su NDC no solo incluyó equidad de género sino perspectiva de Derechos Humanos. Estamos visibilizando a las poblaciones más vulnerables, pero también aquellas que van a ser más afectadas por el tema de cambio climático. No es solo un check más del proyecto, políticas o con los donantes. Estamos haciendo un análisis integral para tener una mayor calidad de vida de las personas. Al tener indicadores se pueden tomar decisiones más acotadas", concluyó Jenkins.

El proyecto NDC Support Programme de PNUD apoya al Gobierno de Costa Rica en el proceso de actualización de la NDC, el cual se desarrolla con una perspectiva transversal de género.

Icon of SDG 05 Icon of SDG 13

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Costa Rica 
Ir a PNUD Global