Personas conversando en parque en exteriores.
La crisis climática necesita una reacción que va más allá de instituciones y empresas. Necesitamos una ciudadanía informada, empoderada y actuando. Conversar es el primer paso para actuar. (DCC/MINAE)

11 de febrero de 2021. Costa Rica y el resto del mundo han entendido que la crisis climática es la mayor amenaza al bienestar de la humanidad. Enfrentarla va más allá de instituciones: es urgente una ciudadanía informada, empoderada y actuando. Tener conversaciones sinceras y empáticas sobre el cambio climático es el primer paso para actuar.

Es la esencia detrás de Conversaciones Climáticas, una metodología y herramienta para que sea más fácil hablar de manera franca y clara sobre la crisis climática, presentada este jueves. Fue creada por la Dirección de Cambio Climático (DCC), con apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a través del su Proyecto NDC Support Programme, en conjunto con personas activas de la ciudadanía.

La DCC tiene metodologías para que un producto sea carbono neutral; para promover la resiliencia en municipalidades; y para estandarizar datos climáticos. Ahora Conversaciones Climáticas aporta una guía, herramientas, materiales de apoyo y detalles como la agenda de la sesión, para que una familia, comunidad, centro educativo, museo, iglesia o empresa abran espacios y conecten con sus pares para aprender y entender el cambio climático; su impacto en el planeta; y porqué es urgente transformar y descarbonizar la economía.

Costa Rica necesita tener una amplia conversación nacional sobre el cambio climático y cómo evitamos sus peores consecuencias. La ciencia sobre la crisis climática es clara desde hace años y nuestro mayor reto ahora es sumar más voces y más comunidades a la ruta que traza el Plan Nacional de Descarbonización y la Política Nacional de Adaptación. Conversaciones Climáticas quiere abrir la puerta para que más personas se unan a la acción climática. Esta es una herramienta para que la ciudadanía lidere desde sus espacios y que la acción climática nazca desde cada familia, comunidad, empresa y grupo organizado”, afirmó la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza Murillo.

Conversaciones Climáticas está basado en experiencias similares en Escocia, Singapur y buenas prácticas en Costa Rica. Con base en manuales y técnicas de “conversaciones sobre cambio climático”, esta metodología propone un espacio participativo y de confianza. La información y aplicación son sencillas y accesibles para cualquier individuo u organización. Se presentan dos documentos a las personas:

  • Guía para realizar Conversaciones Climáticas: corta, práctica y concreta que aclara cómo tener una conversación planificada o no planificada, y detalla un paso a paso para preparar, ejecutar y dar seguimiento a la conversación
  • Material complementario para las Conversaciones Climáticas: aporta insumos adicionales como más teoría, consejos para superar barreras psicológicas, glosario de conceptos clave y formatos para apoyo (agenda, lista, fotografías y más)

“El empoderamiento climático de la ciudadanía es una de las prioridades de la Dirección de Cambio Climático. Con Conversaciones Climáticas, grupos de personas podrán conversar sobre qué emociones les despierta la crisis climática y cómo enfrentarla. Tener esos espacios para intercambiar ideas y sentimientos es el primer paso para tomar acciones organizadas ante la crisis climática”, señaló Patricia Campos Mesén, directora de la DCC.

“Lo que queremos hacer, desde la DCC y el PNUD, es acercar la voz de la gente al debate climático en todos los sectores y lugares de Costa Rica, porque no importa de dónde seas, tu edad, posición económica u opinión política, si no actuamos ahora, estaremos hipotecando el futuro de la humanidad”, aseguró José Vicente Troya Rodríguez, Representante Residente del PNUD.

Conversaciones Climáticas: una guía para conversar sobre cambio climático

Sensibilización como proceso participativo y transformador

 

Padre e hijo caminando por loma para jugar y compartir.
El empoderamiento climático inicia en cada persona, en cada familia y comunidad. (PNUD/Giancarlo Pucci)

La mayoría de las y los costarricenses reporta interés y voluntad por ser más ambientalmente responsables, pero el 73% considera que la ciudadanía “no hace nada en concreto para resolver los problemas ambientales”, según el Informe Estado de la Nación 2017. Las personas se preocupan por el cambio climático, pero no saben que sus vecinos también y no saben qué hacer.

En el 2020, también con apoyo del PNUD, se realizó la Encuesta Nacional sobre Cambio Climático. Los datos aún están procesándose, pero se concluyó que el 70% de la sociedad costarricense cree que el cambio climático ya está dañando a las personas; pero pocas lo comentan en su día a día. Al preguntar si conversaban con su familia o amistades sobre el cambio climático, menos de una tercera parte – un 29% – dijo hacerlo con frecuencia. Poco más de un tercio, el 35%, dijo hacerlo ocasionalmente, y otro tercio, 35%, poco o nunca.

Conversaciones Climáticas es una herramienta educativa, pero también de empoderamiento. La DCC y PNUD crearon esta metodología en un proceso de co-creación con 22 personas de diferentes partes de país. Posteriormente se realizó una sesión de afinamiento con especialistas en comunicación y participación ciudadana.

Puede conocer más sobre Conversaciones Climáticas y descargar los materiales en www.cambioclimatico.go.cr/conversaciones-climaticas/

Aérea del Corredor Biológico Interurbano María Aguilar (CBIMA)
Costa Rica planea descarbonizar su economía para el 2050. (PNUD/Giancarlo Pucci)
Icon of SDG 13

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Costa Rica 
Ir a PNUD Global