Costa Rica se convirtió en el primer país centroamericano en recibir fondos no reembolsables de parte del Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés), por sus exitosos resultados en materia climática al haber reducido las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), asociadas a la deforestación en el período 2014-2015.

La Junta Directiva del Fondo Verde del Clima aprobó este martes $54.1 millones en fondos no reembolsables que dará a Costa Rica bajo la modalidad de “pago por resultados”, en el marco del financiamiento climático de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Esta modalidad reconoce los esfuerzos que hacen países como Costa Rica por responder ante la crisis climática y aporta fondos para que puedan continuar políticas públicas exitosas.

Costa Rica contó con el apoyo técnico del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Secretaría REDD+ para desarrollar y presentar la propuesta ante del GCF, la cual pedía reconocer 14,7 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono capturadas en ese período por los bosques del país.

Los $54,1 millones de este fondo beneficiarán directamente a miles de costarricenses mediante tres destinos, a ejecutar durante los próximos cinco años (2021-2026) a través de tres programas del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae):

  • Fortalecerá el Programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA) que recientemente ha modificado sus criterios de selección de beneficiarios para favorecer también el ingreso de mujeres rurales.
  • Ampliará las modalidades de Pago por Servicios Ambientales en territorios indígenas.
  • Mejorará las medidas de prevención de incendios forestales en comunidades rurales por medio del Sistema Nacional de Áreas de Consevación (SINAC).

“Estos fondos llegan en un momento crítico para Costa Rica, dado que la crisis económica ha puesto en grave riesgo financiero a dos de nuestros programas claves en materia ambiental: el de Prevención y Control de Incendios Forestales y el Programa de Pagos por Servicios Ambientales, que beneficia a 24 mil personas de forma directa cada año”, comentó la ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza.

Agregó que “el apoyo financiero en el que se traduce este importante reconocimiento internacional nos permitirá fortalecer ambos programas y beneficiar a muchísimas familias de nuestro país". 

Por su parte, el presidente de la República, Carlos Alvarado, reiteró el compromiso de Costa Rica de seguir trabajando arduamente “para que la protección del ambiente se convierta en una fuente de riqueza que mejore la calidad de vida de las personas de nuestro país, beneficie la generación de empleos en las comunidades y que nos lleve a buen ritmo hacia nuestra meta de ser un país descarbonizado para el año 2050".

 

Liderazgo internacional

 

Como líder mundial en sostenibilidad, Costa Rica se ha destacado por implementar por más de 20 años, un Programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA) para revertir la deforestación ejecutado por el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO), y por el combate a incendios forestales liderado por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE). 

Luego de décadas de pérdida de bosque continúa, Costa Rica logró detener y revertir la tasa de deforestación en la década de 1980, en parte gracias al apoyo de programas exitosos como el PSA. Hoy, gracias a la implementación de políticas públicas y acciones tendientes al reconocimiento de la importancia que juegan los bosques, tiene una cobertura forestal de cerca del 52%, protege más de una cuarta parte de su territorio y alberga el 6% de la biodiversidad del planeta.

Actualmente, la mayoría de los esquemas de PSA en Costa Rica se financian a través del impuesto sobre el consumo de hidrocarburos. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 generó una reducción en los ingresos fiscales del gobierno, lo que pone en peligro el funcionamiento del Programa. 

Costa Rica reportó a finales del 2019 su Segundo Reporte Bianual de Actualización, un informe oficial a la Convención Marco de Naciones Unidas de Cambio Climático en que detalla sus esfuerzos y logros en materia climática con base en las emisiones del año 2015. En ese reporte, Costa Rica documentó 14,7 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono capturadas en ese período por los bosques del país.  

“Una vez más Costa Rica le demuestra al mundo que la sostenibilidad ambiental es económicamente viable y socialmente inclusiva. Nos llena de alegría poder apoyar la movilización de importantes recursos y así avanzar en la ruta de desacoplar el financiamiento de la protección ambiental de aquellos ingresos fiscales que provienen del consumo de carbono”, afirmó José Vicente Troya Rodríguez, Representante Residente del PNUD. 

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Costa Rica 
Ir a PNUD Global