La campaña de comunicación Conexión Viva busca informar a habitantes de Los Yoses, Montes de Oca y público en general sobre las necesidades y beneficios de esta intervención. (PNUD)

El diseño de espacios públicos puede y debe brindar mucho más servicios que el elemento estético. Estos espacios deben considerar las necesidades de los ecosistemas nativos y las necesidades específicas de la comunidad.

Es la perspectiva integral que consideran el Proyecto Paisajes Productivos - del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) financiado por el Fondo de Medio Ambiente Mundial (GEF) y ejecutado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) - y la Municipalidad de Montes de Oca para la intervención ‘Conexión Viva’, la cual cambiará el rostro al bulevar de Los Yoses, en el epicentro del Corredor Biológico Interurbano María Aguilar (CBIMA).

La intervención generará un micro corredor que permita la rehabilitación ecológica y urbana del bulevar, por medio de la biodiversidad nativa y el equipamiento necesario para el uso público activo. Para esto se planea la sustitución de más de 80 árboles en una primera etapa que contempla la isla norte del bulevar de Los Yoses, propiedad del gobierno local. Este sector abarca desde calle 41 (antigua Subaru) hasta calle 49 (parada de bus del Mall San Pedro).

La mejor ciencia disponible

La intervención Conexión Viva Los Yoses fue planificada tras:

  • escuchar a la comunidad en varios talleres,
  • dialogar con el sector comercial en otras sesiones,
  • y presentar los detalles a las personas responsables políticas de la Municipalidad de Montes de Oca, específicamente al Concejo Municipal (la sesión fue pública y puede ser vista aquí)

Pero sobre todo, Conexión Viva se basa en la mejor ciencia existente en este momento. El Proyecto Paisajes Productivos MINAE-GEF-PNUD coordinó 2 estudios fitosanitarios para determinar el estado de los árboles en el bulevar de Los Yoses y decidir la sustitución de parte de ellos. La mayoría de los árboles son seniles y sobre maduros, y muestran daños irreversibles. Algunos de ellos representan un riesgo para peatones que transitan. Más del 85% de los árboles censados en el sitio son especies exóticas. Además las raíces afectan tuberías y aceras, pues no son especies adecuadas para el sitio. El suelo está altamente compactado, y necesita mejor circulación del aire y estructura.

Durante el análisis y talleres con comunidades, las personas indicaron que al caminar por el bulevar transitan por la calle pues no detectan caminos accesibles. Tampoco tienen permanencia en la zona. No existe mobiliario urbano y la comunidad no lo percibe como un espacio acondicionado para actividades. Además expresaron sentir inseguridad por las noches y la falta de iluminación.

En los siguientes enlaces puede revisar los 2 estudios fitosanitarios que ampliamente justifican la intervención Conexión Viva.

Así luce uno de los sectores del bulevar de Los Yoses que se transformará con la intervención Conexión Viva. (PNUD)
Así se proyecta que se verá, considerando los tiempos de crecimiento de las distintas especies a plantar. (PNUD)

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del Proyecto Paisajes Productivos, en estrecha coordinación con la Municipalidad de Montes de Oca realiza una intervención y rehabilitación urbanística y ecológica en el bulevar de Los Yoses, para lograr la recuperación de espacios verdes en este transitado punto del Corredor Biológico Interurbano María Aguilar (CBIMA).

La intervención sustituirá árboles seniles, sobremaduros y enfermos de especies exóticas, con especies nativas que incluye la creación de nuevos espacios para la recreación, el tránsito y apropiación de peatones y el comercio. Además se plantarán arbustos como pavón amarillo (Justicia aurea), rabo de zorro (Stachytarpheta frantzii), lantana o cinco negritos (Lantana camara), entre otros.

También se colocarán plantas que con sus hermosas flores atraigan otro tipo de polinizadores y aporten a la protección del suelo. Por eso los árboles y arbustos irán acompañados de plantas de menor altura como heliconias (Heliconia latispatha), viboranas (Asclepcias curassavica) y botón de oro (Sphagneticola trilobata).

Los árboles que hay en la zona han impactado negativamente el ecosistema. Sus especies pertenecen a ecosistemas distintos a los costarricenses. Y un Estudio Fitosanitario y de Seguridad Forestal Urbana realizado por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) determinó que la gran mayoría están enfermos y dañados. En el pasado, las obras para instalar tuberías mutilaron las raíces de varios árboles y generó una “muerte descendente de las copas” debido a enfermedades. El estudio recomendó la sustitución gradual de los 85 árboles seniles y sobremaduros.

El PNUD coordinó un segundo y complementario estudio fitosanitario con profesionales en ciencias forestales especialistas de la Universidad Nacional (UNA). Las expertas utilizaron 4 categorías para determinar la calidad de los árboles según sus características (1, 2, 3 y 4). No se reportaron árboles con calidad 1; un 15% son de calidad 2; un 27,4% en calidad 3; y la mayoría – un 57,5% - en calidad 4. Además 87 árboles tienen condiciones muy deficientes. El estudio encontró plagas y enfermedades en múltiples árboles.

Muchos de los árboles muestreados presentan un peligro inminente para las y los peatones y para los vehículos que transitan por la zona, ya que existe peligro de que las ramas gruesas se desprendan en cualquier momento. Hay muchos árboles sin copa, por lo que estos eventualmente perderán la copa a corto o mediano plazo.

Las raíces de los árboles dificultan el tránsito de peatones y provocan pequeñas inundaciones durante la época lluviosa por el daño a la infraestructura del acueducto. En talleres con la comunidad, personas vecinas de la zona, nos comentaron que se torna insegura durante horas de la noche, debido a la poca iluminación; y que transitan por la calle debido a la falta de un camino claro entre los árboles.

La intervención se proyecta en dos etapas. La primera se ejecutará en las islas ubicadas entre la Avenida Central y el bulevar Los Yoses. Esta es la arboleda que está al norte de la calle principal de San Pedro, entre la antigua Subaru y los semáforos peatonales que están cerca de la rotonda de la Hispanidad. La siguiente etapa del proyecto comprendería la franja de árboles que se ubica entre la avenida Central y avenida 2, entre Starbucks y Subway.

Además de la sustitución de árboles y la plantación de nuevas unidades verdes - desde arbustos hasta plantas pequeñas - colocaremos mobiliario urbano para crear nuevos espacios que disfrutarán las personas, como un área para la niñez, otra para mascotas, para ejercicios y también una plataforma para recreación.

No se están talando árboles antojadizamente. El PNUD y la Municipalidad de Montes de Oca, con el respaldo técnico del SINAC y el estudio complementario, realizan una sustitución de árboles. La zona se llenará con especies nativas para propiciar la llegada de pájaros que hoy prácticamente están ausentes. Actualmente hay nueve especies de árboles en la zona, principalmente pinos (51 de 109). Después de la intervención se espera que haya hasta 5 tipos de especies nativas. 

Así lo afirma un estudio fitosanitario del SINAC del 12 de enero del 2021. El SINAC recomendó la sustitución “de los 85 árboles seniles y sobremaduros por especies nativas arbóreas y herbáceas (...) que apoyen a la avifauna urbana y que sean ornamentales”. Puede revisar el estudio completo en este enlace del sitio web del PNUD.

El segundo estudio fitosanitario (que puede descargar aquí) realizado por profesionales en ciencias forestales de la Universidad Nacional (UNA) mostró que:

  • la mayoría de los árboles muestreados ya están en su etapa fisiológica final
  • las condiciones de ocupación de sitio agravan los problemas fitosanitarios y de la calidad general de los árboles, lo que a su vez disminuye los servicios ecosistémicos que podría brindar el área, pues bajó su capacidad de fijar carbono
  • la densidad de árboles en el sitio sobrepasó por mucho los límites recomendados para este tipo de especies (especialmente los pinos), los individuos están compitiendo entre ellos por espacio aéreo y subterráneo
  • y el 85% de los árboles censados en el sitio son especies exóticas lo que es un problema ecológico, esto por los reducidos servicios ecosistémicos que brindan.

No. Además de la rehabilitación ecológica, también existe una proyección arquitectónica con nuevos espacios para paseo, recreación, ejercicio y ampliación de las áreas de servicio al aire libre para los comercios. Las personas vecinas y usuarias de la zona se verán muy beneficiadas con un sitio ecológicamente productivo que servirá como un nuevo espacio comunitario. 

La intervención Conexión viva comprende la intervención del sector norte de terreno municipal, que es la arboleda más grande. La primera etapa se realizará en julio y agosto del 2021, cuando la Municipalidad de Montes Oca removerá 20 árboles, y luego plantaremos 40 árboles junto con múltiples plantas más pequeñas. Paralelamente se colocará mobiliario urbano para el disfrute de las personas, con distintos espacios como para la niñez, plataforma para recreación y un sitio para ejercicio.

En la segunda etapa, a realizarse en mayo y junio del 2022, removeremos 60 árboles y plantaremos 40. Es importante dejar espacios y no mantener el hacinamiento actual.

Al final de toda la intervención se mantendrá la misma cantidad de árboles pero con una mejor distribución.

Las especies nativas que se crecerán alrededor de los 10 metros y aportarán alimento para las aves gracias a sus frutos. Sus flores brindarán belleza escénica; su sistema de raíces ayudará a la infiltración de agua y retención de suelos; y habrá una mayor captura de dióxido de carbono (CO2), entre muchos otros beneficios.

Se buscaron especímenes que tuvieran el máximo desarrollo posible para ser trasplantados con seguridad y que no afecten la infraestructura en un futuro. Esperamos contar con ciertos árboles de hasta 10 metros en un periodo de 10 años.

Esta pequeña zona geográfica en Los Yoses forma parte del Corredor Biológico Interurbano María Aguilar (CBIMA). La intervención contribuirá a reconectar una de las zonas verdes fragmentadas que hay a lo largo de la subcuenca del río María Aguilar. Por medio de un Diagnóstico Multinivel, que puede ver aquí, el Proyecto Paisajes Productivos del PNUD alertó que la mayoría del espacio de ese corredor biológico es de uso urbano y la trama verde tiene poca o ninguna conectividad.

En el 2021, la aplicación piloto del sistema de Monitoreo del Cambio de Uso y Cobertura de la Tierra en Paisajes Productivos Urbanos (MOCUPP Urbano) en el CBIMA midió que el 29% del Corredor corresponde a la trama verde. Por medio de intervenciones estratégicas como Conexión Viva se mejora la conectividad, ya que este nuevo micro corredor en Los Yoses podrá ser punto de paso y hogar para nuevas especies de fauna.

Un Corredor Biológico es un territorio continental, marino-costero e insular delimitado cuyo fin primordial es proporcionar conectividad entre áreas silvestres protegidas, así como entre paisajes, ecosistemas y hábitat, naturales o modificados sean rurales o urbanos, para mantener la biodiversidad. En la ciudad tenemos Corredores Biológicos Interurbanos, con el mismo rol: ser espacios urbanos que proporcionan conectividad entre paisajes, ecosistemas y hábitats, para interconectar microcuencas y espacios naturales.

Es una zona con potencial de rehabilitar sus servicios ecosistémicos. Pequeñas intervenciones pueden tener un gran beneficio. Es un paso de especies, principalmente aves, en medio de la Gran Área Metropolitana que está gravemente impactada. En el centro de la GAM, el río María Aguilar se extiende por más de 104 km. y atraviesa 19 distritos de cinco cantones. En la subcuenca de este río viven más de 402.000 habitantes. El 8% de la población nacional vive en esta zona que ocupa apenas el 0,09% del territorio costarricense.

¡Pero las y los habitantes citadinos tenemos poco acceso a zonas verdes! La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que cada habitante citadino debe tener al menos 9 m² de áreas verdes a su alrededor a no más de 300 metros de distancia o 10 minutos caminando. En gran parte de la GAM, una persona dispone solamente de 0,95 m² de espacio verde y no en un radio de 10 minutos caminando.

  • El PNUD en conjunto con las autoridades del CBIMA, gobiernos locales y comunidades organizarán un tour urbano de finales del 2021, que presentará intervenciones en los 5 cantones como parte de un recorrido para la ciudadanía, con actividades en cada punto.
  • Se mejorarán las aceras de la escuela Miguel de Cervantes en Hatillo 3 en coordinación con la Municipalidad de San José.
  • En coordinación con las municipalidades de Curridabat y La Unión, se realizarán intervenciones para mejorar la conectividad entre zonas verdes de esos cantones.
  • Con conjunto con la Municipalidad de Curridabat realizaremos una intervención para mejorar un importante espacio verde en el Barrio Araucaria de este cantón.
  • En agosto y setiembre la artista ganadora de la convocatoria Creativamente Conectadas plasmará su obra artísticas en dos columnas en la rotonda de la Hispanidad en San Pedro de Montes de Oca, que también irá acompañada de la plantación de unidades verdes.
  • Se declarará el CBIMA como espacio libre de acoso.

Sí. Toda la intervención Conexión Viva tiene un sólido sustento legal. El artículo 28 de la Ley Forestal No. 7575. Indica que “las plantaciones forestales, incluidos los sistemas agroforestales y los árboles plantados individualmente y sus productos, no requerirá permiso de corta, transporte, industrialización ni exportación”. El PNUD, la Municipalidad de Montes de Oca y el SINAC hemos trabajado unidas para que todo el proceso se realice de manera conjunta y coordinada, si bien no se necesitan estos permisos.

En el proceso hemos considerado principios del derecho ambiental, como el principio precautorio y el de objetivación de la tutela ambiental, que indica que las normas deben interpretarse conforme a la mejor información técnica y científica disponible. Y en eso nos basamos: la mejor información técnica y científica disponible.

En el pasado, nuestro país ha vivido procesos de sustitución de árboles importantes, como el del Parque La Sabana. La intervención Conexión Viva no implica el mismo volumen. En el caso de La Sabana, algunas personas interpusieron recursos legales en contra. La Sala Constitucional rechazó los argumentos y determinó que la sustitución tenía “como finalidad la sustitución de árboles que representen un peligro para la población por su estado actual, así como de especies exóticas, por otras nativas”. El máximo tribunal concluyó que este tipo de procesos mejoran el medio ambiente en la ciudad.

La madera que cortará la Municipalidad de Montes de Oca se "chipeará" en el sitio. El proceso de chipeo es la transformación de los residuos vegetales, cortando y moliendo las ramas hasta convertirlas en astillas. El material de Los Yoses se utilizará para regeneración del suelo donde trabajaremos y el resto se la lleva el municipio como abono a sus parques y áreas verdes. La madera no está en buen estado por lo que no se puede donar.

Icon of SDG 11 Icon of SDG 15

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Costa Rica 
Ir a PNUD Global